COVID19,VI MAGAZINE,ViMagazine

Los problemas del Sistema de Salud en México frente a una epidemia

En Palacio Nacional se llevó a cabo la conferencia de prensa en torno a la situación de la COVID-19 en México y el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell señaló que una epidemia determina cambios sistemáticos sociales y económicos, ejemplo de ello es la deficiencia en la prestación de servicios de salud para pacientes que no pertenecen al grupo con la enfermedad que caracteriza a la pandemia, que en este caso refiere a la COVID-19.
Situación que salió a la luz, debido a al cuestionamiento de un periodista del Diario Basta, quien refiere la poca o hasta nula atención en pacientes con VIH o con enfermedades crónico-degenerativas pues debido a que el Hospital La Perla del municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, fue reconvertido a Hospital COVID y los derechohabientes han padecido los estragos de un sistema de salud deficiente desde hace varios años y con una epidemia se agudizó.
Por lo que, instó a que se les proporcione información eficiente a los derechohabientes del IMSS e ISSSTE para que sea de su conocimiento la nueva unidad de atención médica a la cual dirigirse en caso de que la suya haya sido reconvertida a Hospital COVID y/o en su defecto acudir a una unidad privada, pues tras el convenio que se hizo con la red de hospitales privados los derechohabientes pueden ser atendidos sin costo alguno, y aquellos que no son parte de alguna institución pública de salud, el costo es moderado y “nada lucrativo”, afirmó Gatell.
Por otro lado, destacó que los lugares improvisados para la toma de muestra para análisis del virus SARS-CoV-2, son muy útiles y no se considera que violen norma sanitaria alguna pues frente a una epidemia la toma de muestra requiere salir de lo ordinario y llevar a cabo proyectos como el de la CdMx, donde las muestras se toman directamente en el hogar el paciente por medio de toda una vigilancia epidemiológica.
También mencionó que la proporción de resultados falsos negativos es alta porque muchas personas se hacen la toma de muestra cuando la enfermedad no ha madurado, es decir, el mismo día que tuvieron contacto con un paciente COVID o dos después. Días después de su resultado negativo, resulta que sí están enfermos, pero la razón es porque no dejaron madurar al virus para que la prueba saliera positiva.

Finalmente, refirió que el uso del oxímetro se ha popularizado en la sociedad, debido a que es un dispositivo para medir la oxigenación de la sangre humana, pues cuando normalmente de 100 por ciento, las personas en una zona costera registran hasta 99 por ciento, mientras que en espacios como la CdMx 93 o 95 por ciento, menos de 90 es anormal y peligroso. Se considera que con la ayuda de un oxímetro se pueden salvar muchas vidas, debido a que se puede atender a tiempo el problema en cuestión.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *