COVID19,VI MAGAZINE,ViMagazine

EE. UU. alcanza niveles récord en casos de COVID-19

Varios estados de EE. UU. han registrado un fuerte aumento de los casos de COVID-19 en los últimos días, lo que ha llevado a que se incremente el temor ante una nueva ola de la pandemia.

El martes, nueve estados (Alabama, Arizona, Florida, Nevada, Carolina del Norte, Oklahoma, Oregón, Carolina del Sur y Texas) reportaron picos máximos en un solo día o establecieron un récord en los promedios de casos nuevos de siete días, según un análisis hecho por el diario The Washington Post.

Esa tendencia continuó en algunos estados el miércoles. Oklahoma registró otro récord para casos nuevos de un solo día, y California estableció otro récord en su media acumulada, mientras que el promedio de Carolina del Norte se redujo en un caso, rompiendo una racha de 15 nuevos máximos consecutivos.

Los casos confirmados de la COVID-19 en Estados Unidos han superado los 2.157.000 hasta el miércoles por la noche, con más de 117.000 muertes, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

Un modelo de la proyección de la COVID-19, producido por el Instituto de Evaluación y Medición de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, ha revisado sus proyecciones pronosticando cerca de 170.000 muertes por el nuevo coronavirus en Estados Unidos para el 1 de octubre.

A medida que los 50 estados tomaron medidas para relajar las restricciones, han surgido puntos críticos en estados como Carolina del Sur y Missouri, y ciudades como Houston y Phoenix. Los recuentos de casos están aumentando en la mitad de todos los estados semana por semana, según un informe de The Hill.

Mientras tanto, las infecciones han disminuido en otros estados que inicialmente fueron más afectados.

Un trabajador limpia la ventana de la oficina de recolección de pedidos de ordenes en línea de Macy’s en Manhattan, Nueva York, Estados Unidos, el 8 de junio de 2020.  (Xinhua/Wang Ying)

La reapertura de las empresas en todo el país y la reanudación escolar planificada están generando una creciente preocupación por una nueva ola de infecciones.

«Hay modelos que permitirán que las empresas y las escuelas se abran de manera segura. Si siguen estos pasos será posible operar de manera segura», dijo a Xinhua Robert Schooley, profesor de medicina de la División de Enfermedades Infecciosas y Salud Pública Global de la Universidad de California, en la ciudad de San Diego.

Agregó que en algunos lugares del país es probable que a las empresas les vaya muy bien, pero en otros, donde las medidas de salud pública no se toman en serio, la población estará en un «riesgo significativamente mayor» de un resurgimiento de la enfermedad.

«Las prioridades deben ser ayudar al público a comprender que el virus es real, el brote es real, las muertes son reales (…) y que sabemos lo que funciona para controlar el SARS-CoV-2», indicó Schooley.

Citó a Nueva Zelanda como un ejemplo, diciendo que prácticamente ha eliminado el virus de todo el país utilizando políticas públicas basadas en la ciencia que fueron articuladas consistentemente por líderes políticos convincentes y seguidas asiduamente por la gran mayoría de la población.

«Al final del día, si el público no ve la amenaza real, las contramedidas que conocemos por experiencia indican que el público no adoptará suficiente trabajo para poner fin a la epidemia», dijo.

Según Stanley Perlman, profesor de microbiología e inmunología de la Universidad de Iowa, Estados Unidos podría no ver un «punto de inflexión» durante un año.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *