COVID19,VI MAGAZINE,ViMagazine

“Esta crisis es universal, para algunos niños, el impacto será de por vida”: Secretario General de la ONU.

Autoridades sanitarias federales y representantes de la sociedad infantil y adolescente de diferentes organismos nacionales e internacionales se dieron cita en la conferencia de prensa para tratar los temas en torno a niñas, niños y adolescentes durante la epidemia COVID-19.

La Directora General del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y Adolescencia (CENSIA), Miriam Veras Godoy mostró en un informe técnico que del total de casos confirmados acumulados por COVID-19 a nivel nacional, mil 471 representan a personas menores de 20 años de edad, de las cuales 462 son casos activos y se han registrado 24 defunciones en el mismo sector de edad, destacando que el sexo masculino como aquellos con mayor número de fallecidos y con antecedentes de comorbilidades.

Por lo tanto se creó un “Lineamiento para la Prevención, Detección y Atención de COVID-19 en Niños, Niñas y Adolescentes”, mismo que es dirigido principalmente al personal de salud, pero lo puede consultar cualquier persona en la página de coronavirus.com para uso en casa, pues “es un trabajo clínico con evidencia científica”, afirmó Veras Godoy y destacó tres ejes de trabajo:

1. Prevención: Lo más importante es quedarnos en casa, el lavado frecuente de manos, estornudo de etiqueta (cubrirlo con la parte interna del brazo) y la sana distancia.
2. Detección de síntomas: Respiración rápida, se le hunden las costillas al menor de edad, presenta quejidos, coloración morada, fiebre que no se controla fácilmente, dificultad para beber o amamantarse y el niño/a se ve muy enfermo/a (está somnoliento/a)
3. Atención: Realizar la vacunación a las enfermedades que requiera el infante, prevención de accidentes, la realización de la prueba de tamiz neonatal, llevar a cabo una buena nutrición (principalmente durante la lactancia), llevar un buen control en el desarrollo infantil, la salud mental, prevención de maltrato y la atención de enfermedades prevalentes.

Por otro lado, el infectólogo-pediatra y director de los Hospitales Federales de Alta Especialidad de la Comisión Coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud, Francisco Galán refirió que algunos países han indicado que en el grupo etario infantil se presentan casos confirmados y con síntomas inflamatorios del cuerpo similares a los de la enfermedad Kawasaki (inflamación en los vasos sanguíneos de todo el cuerpo), pero si bien son muy pocos los casos en cualquier momento que se muestre en el menor, los padres de familia no deben temer, pues es una forma en la que el sistema inmunológico del cuerpo infantil responde a un agente infeccioso nuevo del cuerpo, pero sí deben acudir al médico.

Además, indicó que existen teorías que señalan las razones por las cuales, la enfermedad causada por el nuevo Coronavirus SARS COV 2, afecta en menor medida a los niños, ya que se relaciona su sistema inmunológico a una temprana maduración de los neumocitos (células de los alveolos pulmonares donde ataca principalmente el nuevo Coronavirus) y por ende no tiene donde alojarse el virus. También otra teoría indica que, por ser individuos de corta edad, algunos (si no es que la mayoría) no ha desarrollado anticuerpos para los virus y bacterias que comienza a adquirir en su vida, por lo tanto se lleva a cabo una “competencia entre patógenos” y limita el desarrollo completo de la enfermedad.

Sobre los derechos de las niñas, niños y adolescentes, el secretario Ejecutivo del Sistema Nacional para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (SIPINNA), Ricardo Bucio Mujica expresó que ellos son el sector poblacional con menor representación en los programas sociales del país; “la titular mundial de UNICEF expresa con toda claridad que los niños pueden ser las víctimas invisibles y silenciosas de la pandemia” y llamó a la sociedad a crear una corresponsabilidad para con el nicho poblacional infantil de México.

La situación pone sobre la mesa la búsqueda de soluciones prioritarias para ejercerlas durante y después del confinamiento, indicó Cristián Morales, titular de la oficina en México de la Organización Panamericana de la Salud Organización Mundial de la Salud (OPSOMS). Puntualizó que todo necesario en el infante para un desarrollo saludable implica una nutrición adecuada (frutas y verduras), atención entre el cuidador y el niño/a, protección y seguridad, oportunidad para el aprendizaje temprano y una buena salud.

Finalmente, Christian Skoog, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en México, instó a que las autoridades competentes generen programas sociales encaminados al desarrollo efectivo durante la infancia, pues los datos indican que 18% de los mexicanos menores de 5 años no logran alcanzar el nivel de desarrollo adecuado y se hace más visible en personas con situación de pobreza.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *